Conmemoran con significativo homenaje 230 Aniversario Luctuoso de Fray Antonio Alcalde y Barriga, fundador del Hospital Civil y Universidad de Guadalajara

Autoridades civiles, eclesiásticas y hospitalarias rindieron un sensible homenaje a la memoria del insigne Obispo Fray Antonio Alcalde y Barriga, como el más grande benefactor en la historia de esta ciudad y del estado de Jalisco, en el marco de la conmemoración del 230 aniversario de su fallecimiento.

 

La conmemoración dio inicio con la Celebración Eucarística que presidió el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara. Posteriormente, en la Sala Capitular de la Catedral o Sala del Cabildo, donde sesionan los señores Canónigos, se desarrolló el panel “El legado alcaldeano, hoy”.

 

En dicho panel se habló sobre el gran aporte de Fray Antonio Alcalde y Barriga a la Iglesia, al Estado de Jalisco y a la ciudad de Guadalajara, y su magna obra de filantropía y caridad en favor de los más desprotegidos. Con dilectas intervenciones del Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara; el maestro Enrique Ibarra Pedroza, Secretario General del Gobierno del Estado, en representación del maestro Enrique Alfaro Ramírez, Gobernador Constitucional de Jalisco; el licenciado Pablo Lemus Navarro, Presidente Municipal de Guadalajara; el doctor Jaime Andrade Villanueva, Director General del Hospital Civil de Guadalajara; y el presbítero licenciado Tomás de Híjar Ornelas, Moderador del panel; con la presencia asimismo en el presídium de la licenciada Martha Elena Vallejo Macías, Presidenta de la Asociación Amigos de Fray Antonio Alcalde, y del doctor Francisco Ruiz González, Presidente de la Asociación Cultural del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, A.C.

 

En el acto, fue donada una silla de madera manufacturada en el siglo XVIII, preciado bien mueble que habría sido utilizado por el ilustre fundador del Hospital Real de San Miguel de Belén, hoy Hospital Civil de Guadalajara, en sus visitas al nosocomio aún en construcción. La donación fue cristalizada gracias a la generosa voluntad de las señoras Leticia Valdés Banda y Ana Laura Valdés Díaz, nietas del Dr. Juan Valdés Verdín, notable médico y director del hospital, quien también la recibió por donación cuando dejó de prestar sus servicios en la institución hacia el año 1912, quien la resguardó celosamente, con especial cuidado y cariño que transmitió a su propia familia a través de las siguientes generaciones, hasta ahora que sus nietas consideraron donarla de buena voluntad a la Asociación Cultural del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, A.C., organismo que dedicará una sección especial para su ubicación y exhibición a partir de los próximos días en el Museo de Historia de la Medicina, con sede en la Antigua Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara, aledaña al Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”.

 

En el contexto de la entrega simbólica de esta significativa reliquia, la reconocida historiadora, Dra. Adriana Ruiz Razura, investigadora de la División de Estudios de la Cultura y del Departamento de Estudios Literarios de la Universidad de Guadalajara, hizo una  reseña biográfica del notable galeno jalisciense, Juan Valdés Verdín (1860-1912), quien impartió cátedra durante muchos años, además de ser jefe del servicio de Obstetricia de 1899 a 1908 y director del Hospital Civil hasta 1912, donde trabajó incansablemente y se entregó a servir a sus pacientes, siempre apegado al legado de generosidad y espíritu de servicio del venerable Fray Antonio Alcalde.

 

Por otra parte, también durante la conmemoración luctuosa del fraile de la calavera, la Asociación Cultural del Antiguo Hospital Civil Fray Antonio Alcalde A.C., hizo entrega de una solicitud especial al licenciado Pablo Lemus Navarro, Alcalde de Guadalajara, a efecto de proponer al Cabildo de la Ciudad el nombrar al Jardín Botánico, ubicado frente a la entrada principal del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, por la calle Hospital, como “Jardín Botánico Villa de Cigales”, en honor a la ciudad natal, en España, de Fray Antonio Alcalde y Barriga, hoy Benemérito de Jalisco, ante el hermanamiento que guarda con la capital jalisciense.

 

Finalmente, la Sociedad Coral Mozart del Santuario de Guadalupe interpretó el Himno a Fray Antonio Alcalde y Barriga, un momento solemne con el que se dio cierre a tan sentido homenaje.

 

La comunidad del Hospital Civil de Guadalajara rinde honor a su noble fundador y ratifica el compromiso de servicio, fiel a su mística y humanitarismo, en favor de la población más desprotegida.

 

Texto: Juan Vences González

Fotografía: Jorge Íñiguez Vallejo

. . .